Revolución de la moda

portada1.jpg

En la actualidad es muy común comprar y vender ropa de segunda, incluso se le cataloga como una tendencia, sin embargo, el adquirir ropa de segunda tuvo su origen en una época mucho más antigua. 

Una de las primeras prácticas se dio durante la edad media, donde muchos reutilizaban la ropa para crear nuevas prendas, pero estas se cocían al revés, para no mostrar lo desgastado. También los sirvientes recibían donaciones de los patrones, ropa utilizada por ellos que ya no querían.  En el renacimiento algunos sirvientes comenzaron a vender ropa de sus amos en el mercado o en villas cercanas, a todo aquel viajero que pasaba por tales lugares. 

medieval.jpg

A mediados del siglo 19 con la llegada de la revolución industrial, la producción de ropa comenzó a incrementar, y se veía más común entre la clase alta y media. La producción de vestimenta era más rápida y fabricarla dentro de Reino Unido y Estados Unidos se volvía muy cara, por ello también el intercambiar o desechar era bastante común, lo que permitía para el resto de personas poder conseguir prendas de buena calidad.  Incluso algunas prendas fueron importadas a los países colonizados, como África, Australia, Norte América, etc.  

Con la llegada del prêt-a-porter, la ropa comenzó a introducirse en el mercado internacional y comenzaron a darse cambios en la calidad, la cantidad de prendas a producirse, así como tallas y precios. 

Después de la guerra la ropa de segunda fue reapareciendo en distintos mercados de países desarrollados, como por ejemplo, Salvation Army´s (1897), luego Goodwill (1902), lugares que daban oportunidad de trabajo a personas de poco recurso y ayudaban a vestir a todo aquel inmigrante, que deseaba americanizarse.  

goodwill.jpg

Para los años 20 este tipo de tiendas comenzaron a tener un orden interno similar al de las tiendas departamentales. También surgió un nuevo término, “Thrift”, que originalmente daba entender tu manera de gastar el dinero o tu manera de actuar económicamente. Es por ello que lo utilizaron como un concepto, el de comprar cualquier cosa de segunda, no mal gastando y ahorrando.  Fue una atractiva propuesta para las amas de casa, de media clase de ese entonces, así también sentían que a su vez ayudaban al comprar en ese tipo de lugares. 

Para la gran depresión la demanda superó la oferta, ya que había menos gente dispuesta a donar, no tenían tanta ropa, y tampoco lo suficiente para adquirir nueva. Esto también sucedió durante la Segunda Guerra Mundial. Fue hasta la postguerra que estas tiendas nuevamente tuvieron su oportunidad de florecer.  

En los años 50 surgen los famosos garage sales (o ventas de garaje) así como el encanto por las piezas de ropa vintage, aquellos trajes que se tuvieron que regalar o dejar de lado durante las guerras, ya que muchos tuvieron que huir de sus países, no podían cargar con todo, sobre todo porque fue una época de austeridad.

thrift.jpg

Los años 60 y 70 estuvieron dominados por las organizaciones de caridad (como las mencionadas anteriormente), fue hasta los años 80 que comenzaron aparecer tiendas con el nombre de “second hand”,  “used”,  entre otros.  Su público era sobre todo jóvenes, en especial aquellos que no podían adquirir buena calidad debido a los costos elevados y también estaba el sector de grupos alternativos, como por ejemplo los punk.  

En los años 90 con la novedad del Internet apareció la venta online, es decir tiendas virtuales, tales como Ebay,  que un principio se hacían solo subastas, the RealReal, thredUp y años más tarde Etsy.com En nuestros días existen otras tiendas como Zalando.com, Asos.com, Aliexpress, Depop y más, la mayoría de gente le encanta este modelo de comercio, ya que es sencillo y rápido. 

thrift1.jpg

Con el auge de las pasarelas, y con el fin de democratizar la moda, surgió el modelo de “moda rápida” o fast fashion, el cual en un principio fue muy bien recibido, ya que estos colocaban las últimas tendencias vistas en estos eventos en sus tiendas, y todo aquel consumidor que no podía adquirir la versión de lujo  compraba a un precio mucho más económico.

Su acelerada producción ha provocado fuertes impactos en el medio ambiente, ya que se descarta con la misma velocidad con que se produce, además que la calidad no es precisamente la mejor,  por ello se arruina fácilmente. Gracias a la moda rápida han surgido más tiendas independientes tanto físicas como en línea donde venden ropa de segunda, ya no se trata solo sobre el tema de caridad, sino que también trata un tema ecológico y minimalista. Aparece la moda lenta o “slow fashion”, que es una respuesta ante esta crisis del fast fashion. 

fastfashion.jpg

Antes la actividad del “thrifting” se consideraba de gente de baja clase o  de pobres (asi despectivamente), pero actualmente eso ya no es así ( en países referentes de la moda), incluso han surgido nuevos términos más mainstream y atractivos dentro de la industria, tales como el reciclaje, el upcycling (reutilizar y hacer algo nuevo desde cero) el vintage, que es otro tipo de ropa de segunda (luego hablaré de ello) muy popular en nuestros días.

¿Conocían sobre la historia de la ropa de segunda?

¿Qué piensan de la invasión de la ropa de segunda, asi como el slow fashion?

links bibliográficos

spreadablemedia.org

Time

Ebook: Secondhand circulation

xo Ruzu